Review de La Cuarta: Studio Touch

screen-shot-2016-12-09-at-5-25-33-pm

La seguridad en los celulares es requete importante, no solo por el miedo a que la pareja le sapee las conversas por Whatsapp o lo que hace en su Facebook, cochinón.

Dejar el móvil por ahí significa exponerse a que le sapeen las claves de su correo o las de su cuenta en el banco. El cacho es que los smartphones más seguros son los más carozzi... al menos hasta ahora. Hace poquito llegó a Chile BLU, marca gringa que la lleva en gran parte del continente y que aterrizan con precios bien llamativos considerando la calidad de sus equipos.

Así, un día los cabros de BLU nos dijeron ¿Quieren probar el Studio Touch? Ya poh, respondimos al toque y sin ocultar las ganas de cachar una marca nueva. Y esto fue lo que nos pasó: La primera sorpresa vino al abrir la cajita. Aparte del teléfono, cargador, manos libres y manual, viene de yapa con un protector pa’l celu y una lámina para proteger la pantalla.

O sea, con eso nos ahorra de entrada una güenas lukitas. Y eso que es un smartphone barato. Si lo busca hoy en su web (blustore. cl), lo pilla a $99.990. Aquí mismito está otra de sus grandes gracias: la seguridad. Sorprende que con ese precio traiga un lector de huella, pa’ que nadie le sapee el teléfono y tampoco tenga que memorizar claves ni patrones numéricos.

Equipado con Android v6.0 Marshmallow, hace la pega que tiene que hacer. Su procesador Quad-core 1.0 GHz, se la puede para todas las funciones normales de un smartphone. La cámara pa’ inmortalizar los carretes es de 8 MP y si le pega poco al cocido, dejando presionado el botón le saca hasta una secuencia de 100.

Cómo no le va a salir uno bueno. Para la selfie, la cámara es de 5 MP, más que suficiente pa’ sacarse fotos a uno mismo cuando está más solo que un deo. Para guardar todo tiene una memoria de 8 GB, pero se le pueden chantar Micro SD de 64 GB. Otra cosa piola es que de fábrica trae instaladas las aplicaciones justas y necesarias, a diferencias de otros que vienen con un montón de leseras que uno nunca supo para qué sirven.

¿Algo más a destacar? La batería, que se la puede hasta 26 horas, según catálogo. Nosotros, desconfiados como somos, lo cargábamos todas las noches, aunque nunca estuvo cerca de necesitar más de una carga al día. El tamaño, peso y diseño p e r m i t e n chantárselo en el bolsillo sin que incomode.

Tampoco es que sea chico, la pantalla de 5' permite ver cualquier video con máximo detalle. Por último, es un equipo dual sim, o sea, le puede chantar dos chip con números distintos. Ideal para quienes tienen un teléfono de pega y otro que para las patas negras... o la familia. En resumen, pa’l precio que tienen está por sobre lo que uno podría esperar. Juegue.